Abrir lista de secciones

Gestoría

2 minutosde lectura
Print Friendly, PDF & Email

Una gestoría es una compañía que presta servicios de administración de gestión a compañías y autónomos. Toda gestoría está formada, por lo menos, por un administrador administrativo acreditado por un colegio profesional.  En el extenso y variado mundo de la administración administrativa y empresarial, las gestorías juegan un papel fundamental para compañías y autónomos por lo cual tiene relación a la externalización de servicios.

Qué distingue una gestoría de una asesoría

Una manera de comprender las funcionalidades de una gestoría es comparándola con una asesoría. Es recurrente que se tienda a confundir los dos conceptos cuando, de hecho, no son lo mismo. Una gestoría toca puntos muy amplios de la administración administrativa de una compañía. Las asesorías, por su lado, tienen su papel circunscrito al consejos fiscal, contable y laboral. Las gestorías, por otro lado, proponen un servicio más extenso de trámites:

  • Trámites tributarios como la exhibición de impuestos en la Gestión pública fiscal (la Agencia Tributaria en España).
  • Trámites laborales como la alta y baja de trabajadores, contrataciones, despidos y administración de las nóminas de esta forma como otras gestiones con la Seguridad Social.
  • Gestión de la contabilidad y facturación de un negocio. Ayuda y tramitación para la compra de un programa de facturación y también su posterior administración.
  • Gestión para la constitución de una compañía.
  • Gestión y tramitación de altas y bajas de autónomos.
  • Tramitación de ayudas y subvenciones tanto públicas como privadas.
  • Representación legal y oficial entre la compañía o autónomo y la gestión pública.

Además, la gestoría puede hacer otros servicios como tramitaciones similares con herencias, licencias o certificados numerosos de la gestión, extranjería y también multas de tráfico. El papel de un asesor, por otro lado, está, como se comentaba más arriba, limitado a las superficies fiscal, laboral y contable. Además, el trabajo de administrador administrativo está más regulado que el de asesor. Se requiere un título universitario (Derecho, Gestión y Dirección de Compañías, Empresariales o Económicas) para ejercerlo y conformar parte del Colegio de Administradores Administrativos, que en España se distribuye a modo regional y provincial. En todo el país, existe el Consejo General de los Administradores Administrativos de España. Convergencia entre gestorías y asesorías Sin importar las diferencias señaladas, cada vez es más recurrente la confluencia y complementariedad entre gestorías y asesorías, hasta el punto de que ciertas gestorías se muestran además como asesorías y al revés.

En la mayoría de los casos, el administrador está más versado en la tramitación y otras cuestiones prácticas de su cliente y el asesor en el consejos personalizado del cliente, asi sea compañía o autónomo.

0
0
50
2 minutosde lectura

Artículos relacionados

Solicitar LLamada

Llámanos al 950 268 000

o déjanos tus datos y te llamamos nosotros.

    Welcome to Our Website